¿Qué es el Growth Hackinng?

growth-hacking-que-es

¿Te imaginas hacer crecer exponencialmente a empresas gastando los mínimos recursos y esfuerzos posibles? Pues… no es un sueño, con el Growth Hacking, sus tácticas y estrategias, es posible, y además, es frecuente encontrar este tipo de estrategias en empresas líderes como Apple, Uber, Facebook…

El término fue acuñado en 2010 por Sean Ellis, aunque hasta algunos años después no se comenzó a popularizar en EE.UU. Si quieres saber más sobre qué es el Growth Hacking y cómo funciona ¡sigue leyendo!

El Growth Hacking es una técnica de marketing basada en hacer crecer a una empresa con los mínimos gastos en recursos y esfuerzo posible. El único objetivo de un Growth Hacker es crecer, crecer y crecer, al mínimo coste. Para ello, la creatividad en las estrategias de negocio es una parte fundamental de esta tendencia global.

Nuestro profesor de Growth Hacking, Pavel Mazuelas, os contará más sobre esta nueva técnica con un ejemplo muy práctico

Por supuesto, entre los propósitos de los profesionales del marketing digital también está el crecimiento empresarial, sin embargo, no es ni de lejos con la misma visión y dedicación que el del Growth Hacker. Tanto es así, que se han creado técnicas, métodos y herramientas específicas para el Growth Hacking.

Entonces, de repente contamos con una tendencia y un perfil profesional que va a hacer que mi empresa crezca y además, invirtiendo los mínimos recursos… ¡Que maravilla el Growth Hacking!

Sin embargo, hay que frenar un poco y pensar… ¿es lo mismo conseguir 10 usuarios cuando hemos impactado con una estrategia a 100, que conseguir 100 usuarios si hemos impactado a 1 millón? Como has leído, el objetivo del Growth Hacking es el crecimiento ante todo, sin embargo, el coste de adquirir usuarios no puede ser cualquiera, no debemos sobrepasar esa línea y descuidar la reputación de nuestros productos o servicios.

Growth Hacker al descubierto ¿Qué hace este profesional del Marketing?

El Growth Hacker es el profesional encargado de llevar a las empresas al máximo crecimiento posible con el mínimo esfuerzo e inversión. Es una persona que debe ser capaz de encontrar los huecos ocultos de una estrategia, plantear diferentes caminos de crecimiento, explotar la comunicación de la marca, analizar y encontrar oportunidades.

Un buen Growth Hacker es como un prodigio, una persona que sabe de todo, capaz de encontrar soluciones y de, en un momento dado, darle la vuelta a la tortilla para impulsar el crecimiento de tu empresa.

growth-hacker-su-perfil-profesional
Lo que hace verdaderamente especial a estos profesionales, es su capacidad de “Todoterrenos”, que les hace tener una visión global del negocio y encontrar las oportunidades que otros no pueden. Un buen Growth Hacker debe contar con las siguientes cualidades:

  • Debe ser curioso, investigando y testeando continuamente nuevas herramientas, estrategias, técnicas… Para adquirir conocimientos y poner en práctica las nuevas acciones que funcionen.
  • Creativo. En el Growth Hacking se premia mucho la creatividad, el profesional encargado de esta tendencia debe ser capaz de tener un “pensamiento lateral”, sacar las cosas de sus moldes y dejar de hacer lo de siempre para innovar en las estrategias y decisiones de negocio.
  • Analítico. No todo es color, también debe haber números. Un Growth Hacker debe ser capaz de analizar las acciones desechando lo que no sirva, descubriendo donde están las oportunidades de negocio, que estrategias funciona y cuales no y enfocando sus esfuerzos en las que aporten mejor resultado.
  • Ágil. Una persona que se basa en ensayo y error, hasta dar con la clave del crecimiento exponencial, debe ser ágil testeando numerosas acciones, cuantas más mejor.
  • All-Roads. Cómo ya se dijo anteriormente, un Growth Hacker se diferencia por saber un poco de todo, por ser un “todoterrenos”, lo que le otorga una visión única e importantísima para detectar errores, posibles mejoras y plantear las mejores estrategias en sinergia con todos los departamentos.

5 técnicas de Growth Hacking en 2020

Gamificación

Aunque la gamificación surgió originalmente, como método de aprendizaje dentro de las aulas con la que los más pequeños podían aprender jugando, muchas empresas han usado esta técnica de forma diferente para sus estrategias de negocio.

Consiste en hacer que un proceso de compra, suscripción, fidelización… se lleve a cabo como si de un juego se tratase. Aunque es una técnica que, siendo imaginativos, se puede aplicar de muchas formas, vamos a ver dos ejemplos claros para que no te quedes con dudas:

Linkedin aplica la gamificación en los nuevos usuarios para incentivar a que terminen de rellenar su perfil. Teniendo en cuenta que a Linkedin le interesa mucho nuestros datos, no es una mala estrategia. 

¿Cómo lo hace? Pues fácil, gracias a esta barrita que se va completando cada vez que cumples unos pasos determinados. Es así como consigue, gracias a un “juego”, incitar a que rellenes todos los campos.

ejemplo-gamificacion-linkedin

Otro ejemplo sería el de Starbucks y su My Starbucks Rewards”. El cual se basa en gamificar las compras de sus clientes, otorgando puntuaciones a cada compra gracias a la cual, más adelante, podrás disfrutar de descuentos exclusivos. Otra empresa especialista en canjear puntos por descuentos es la multinacional BP.

Freemium

Esta estrategia de Growth Hacking se basa en ofrecer un producto/servicio de manera gratuita, pero con posibilidad de pago para aumentar los beneficios, desbloquear nuevas características, etc. Vamos a ver tres claros ejemplos de empresas que usan esta estrategia de crecimiento:

Spotify: Es una de esas empresas que se te vienen a la cabeza en cuanto hablas de Freemium. Con Spotify puedes tener acceso a los servicios que ofrece totalmente gratis, PERO, incluyen publicidad que estropea ese momento de estar escuchando música, podcasts… Entonces, Spotify te da la opción de suprimir eso y algunos beneficios extra, a cambio de que pagues uno cuota mensual. Clarísimo ejemplo de una estrategia de Growth Hacking basada en un negocio Freemium.

Fortnite: Ese juego que tanto ha revolucionado el mercado del sector gaming, también usa el modelo de negocio Freemium. Puedes jugar con normalidad de manera totalmente gratuita, sin embargo, si quieres personalizar tu juego o a tu jugador, tienes que pagar.

“Member Get Member”

Esta es otra de las grandes técnicas del Growth Hacking. Se basa en que un usuario ya activo en alguna plataforma, invite a otro amigo a probarla y a cambio, ambos consigan algún beneficio.

Esta estrategia habla por si sola, cuando un amigo te recomienda algo es mucho más fácil que adquieras el producto o te instales la App, y si encima, vas a recibir una recompensa por ello…

Es una estrategia de Growth Hacking infalible para conseguir nuevos usuarios/clientes y dar a conocer tu producto o servicio.

Un ejemplo claro de este modelo de negocio es Dropbox, el cual te regala más espacio de almacenaje cada vez que invitas a una persona, y esta se registra y empieza a usar la plataforma.

ejemplo-member-get-member-dropbox

Escasez ó venta de urgencia

Este efecto psicológico que tanto afecta al subconsciente de los consumidores, es otra de las estrategias que llevan a cabo los Growth Hackers para incentivar la compra

Un auténtico maestro en esto es Booking, es entrar en su web y parece que se va a acabar los alojamientos sea cual sea el destino, la fecha y el hotel. Hacen uso del “Marketing del Miedo” para incentivar la compra por impulso y el miedo a perder la oportunidad. Además, juegan mucho con la percepción del precio y los descuentos.

Esta estrategia de Growth Hacking puede ser una de las más usadas, pero no por ello deja de surgir efecto.

ejemplo-compra-por-urgencia-booking

La técnica Skyscraper

Esta técnica de Growth Hacking tiene su base en el análisis de la competencia. Consiste en observar y comprender que es lo que está haciendo la competencia, por que Keywords están posicionando, que contenidos están creando, que canales usan… Pero también, observar que temática es tendencia, cual tiene mayor engagement, etc.

Una vez recogida esa información, el Growth Hacker debe aplicar estos conocimientos a su estrategia y mejorar la que está llevando a cabo su competencia.

Beneficios del Growth Hacking para las empresas

  • El Growth Hacking ofrece a las empresas la oportunidad de crecer a bajo coste. Menos es más. Si estás acostumbrado/a a invertir grandes cantidades de recurso, quedarás pasmado/a con lo que es posible conseguir con mucho menos, gracias a los Hacks de esta tendencia.
  • Gracias al carácter creativo e innovador del Growth Hacker, es posible aportar un aire fresco y oportunista a las empresas, planteando nuevos caminos para conseguir el objetivo.
  • Con  el Growth Hacking en Marketing y su carácter analítico, se descubren diferentes oportunidades de negocio y de crecimiento exponencial, basado en diferentes pruebas de ensayo y error
  • Consigue derribar las barreras entre cliente y producto gracias al desarrollo de nuevas estrategias

Conclusión

El Growth Hacking en Marketing es una técnica que funciona, que se usa y que cada vez se populariza más. Lo que implica que la demanda de este tipo de profesionales está en constante crecimiento. 

Si quieres formarte con verdaderos profesionales en activo del sector como Pavel Mazuelas y aprovechar esta oportunidad del mercado, ¡no lo dudes!

Apúntate al Máster de Marketing Digital de la UCM. 

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin